Ciudad México .com.mx
Inicio

 

 

 

11.29.2014

Historia


Zonas


Imágenes


Sitios Arqueológicos


Atractivos


Cercanías


Museos


Festivales


Expos y congresos


Hospedaje


Gastronomía


Compras


Vida nocturna


Información General


Transporte


Espectáculos


Deportes


Peques


Educación


Mapas


Embajadas


Grupos de participacion ONG's


Enlaces


Contacto


Mapa del sitio

 

 

 


 

Calle Madero
Centro Histórico / Imágenes del Centro Histórico / Atractivos de la Ciudad de México

Zona: Centro Histórico
Metro:
Bellas Artes. Allende. Zócalo.
 

Uno de las calles más antiguas de la ciudad y hoy en día espacio público y comercial de primer relevancia en la Ciudad de México, la calle de Madero es un escaparate de la historia de México y un eje peatonal sobre el que se ubican varios de los edificios más relevantes del Centro Histórico.

La calle de Madero recibió este nombre durante la segunda década del siglo XX para conmemorar a Francisco I. Madero, el iniciador de la Revolución Mexicana y presidente del país durante un breve lapso que culminó con la Decena Trágica. Anteriormente la calle de Madero recibió distintos nombres siendo el de calle de Plateros uno de los más conocidos de entre ellos.

Desde la época colonial esta calle tuvo un papel especial dentro la vida de la capital virreinal pues conectaba a los dos espacios públicos más relevantes de la época, la Plaza Mayor, el actual Zócalo con la Alameda Central. En ese tenor se edificaron en esta calle varios edificios de los grupos y personajes más influyentes del periodo colonial: el Templo de la Profesa (sede de la órden de los Jesuitas), la Casa del Marqués de Jaral de Berrio (casa de una de las familias más ricas de la Nueva España, Palacio de Iturbide y actual Palacio de Cultura Banamex), la Casa de los Azulejos (hoy en día la flagship store de Sanborns) y el Convento de San Francisco de Asís (uno de los conjuntos arquitectónicos más notables del periodo virreinal). En el México independiente la importancia de esta calle se reforzando por varios de los más elegantes edificios porfirianos de la ciudad: El Edificio La Esmeralda (hoy Museo El Estanquillo), el Edificio La Mexicana con su hermoso reloj (hoy flagship store de la cadena Zara en México) o el edificio High Life en la esquina con la calle de Gante, uno de los primeros edificios edificados en acero en el país.

El aire cosmopolita y refinado que la calle Madero adquirió en la era porfiriana quedó inmortalizada en un poema de Manuel Gutiérrez Nájera, quien bajo el pseudónimo del “Duque Job”  hace mención del papel principal que dicha calle tenía en la alta sociedad de la época.

"Desde las puertas de la Sorpresa      
hasta la esquina del Jockey Club,       
no hay española, yanqui o francesa,  
ni más bonita ni más traviesa
que la duquesa del duque Job".          

Los edificios que se mencionan en el poema para referirse a la extensión de la calle aún pueden conocerse en nuestros días. La Sorpresa era un tienda que tenía su sede en un edificio con mansarda que puede observar en la esquina de Madero y Palma mientras que el Jockey Club era el nombre que en ese tiempo recibía la “Casa de los Azulejos”.

Ya en el siglo XX la calle de Madero vio marcada su entrada con el edificio Guardiola, una de las obras maestras del art déco mexicano y la Torre Latinoamericana, durante décadas el edificio más alto de América Latina.

Esta calle ha sido tradicionalmente un escenario de primer nivel para eventos claves que marcaron la historia nacional, una auténtica vía procesional enmarcada por la arquitectura de la calle donde en fechas de fiesta se construían arcos del triunfo para dar bienvenida a emperadores, presidentes y ejércitos victoriosos. Fue precisamente por esta vía donde hizo su entrada triunfal el Ejército Trigarante a la Ciudad de México marcando la Independencia novohispana. Fue también por esta calle, casi cien años más tarde, que nuevamente bajo arcos del triunfo Francisco I. Madero hizo su entrada triunfal al zócalo capitalino marcando el fin del Porfiriato. 

En nuestros días la calle Madero sigue siendo el escenario privilegiado del Centro Histórico siendo ella una de las calles comerciales más importantes de la ciudad donde pueden adquirirse productos de distintas marcas nacionales e internacionales. En esta calle se encuentra asimismo el MUMEDI, el Museo Mexicano de Diseño con una exposición permanente de lo mejor del diseño contemporáneo mexicano. El dinámico carácter comercial se ha reforzado con su peatonalización en 2009, misma que resultó un verdadero éxito al aumentar notablemente el número de paseantes y compradores que pasan por dicha calle quienes disfrutan además de la música y actos de artistas callejeros que se dan cita en el lugar.

Con sus rica historia, relevante patrimonio arquitectónico e intensa vida comercial y cultural, la calle Madero es sin duda una de las calles más espectaculares del mundo.

 

 

 

 

 

 

ciudadmexico.com.mx  México, D.F. 2009. Derechos Reservados.