Ciudad México .com.mx
Inicio

 

 

 

11.11.2014

Historia


Zonas


Imágenes


Sitios Arqueológicos


Atractivos


Cercanías


Museos


Festivales


Expos y congresos


Hospedaje


Gastronomía


Compras


Vida nocturna


Información General


Transporte


Espectáculos


Deportes


Peques


Educación


Mapas


Embajadas


Grupos de participacion ONG's


Enlaces


Contacto


Mapa del sitio

 

 

 


 

Plaza de San Juan
Centro Alameda / Imágenes de Centro Alameda / Atractivos de la Ciudad de México

Zona: Centro Alameda
Dirección:
Ayuntamiento esq. Buen Tono
Metro:
San Juan de Letrán
Metrobus: Plaza San Juan

 

 

Rodeada por relevantes hitos urbanos, la Plaza de San Juan o del Buen Tono tiene una larga historia cuyos orígenes se extienden hasta el pasado prehispánico de la zona.

Al área donde se asienta la plaza del Buen Tono se le conoce también como el Barrio de San Juan. Este barrio, uno de los más antiguos de la ciudad, ya existía con anterioridad a la llegada de los conquistadores españoles. La zona se denominaba con el nombre de “Moyotlán” en la época prehispánica y era uno de los cuatro distritos de la antigua Tenochtitlan. El nombre Moyotlán, que en náhuatl significa “lugar donde abundan los mosquitos” hace referencia al pasado lacustre del área, pues el barrio se encontraba cercano a las aguas del lago en dicha época. 

La plaza de San Juan surgió como otras plazas de la ciudad y del mundo, como un sitio para el comercio pues en ella se establecía uno de los tianguis más grandes de la capital novohispana. Dicho pasado mercantil todavía puede percibirse en el área, donde todavía existen varios mercados de entre los cuales destaca el Mercado de San Juan, especializado en gastronomía y donde es posible adquirir productos exóticos provenientes de todo el mundo.

Las transformaciones en la configuración urbana de la plaza han sido notables a lo largo de la historia. Antiguamente el área de intercambio mercantil abarcaba desde la actual calle de  Marroquí hasta la calle de Aranda. Dicha plaza estaba limitada en su costado norte por Basílica de San José y en su costado oriente por el convento de San Juan. Ya en el México independiente, se edificó un el sitio un mercado techado en frente de la Basílica de San José. Anexo a dicho mercado, sobre la calle de Aranda existía una plaza abierta para el funcionamiento del tianguis. Dicho mercado desapareció posteriormente y fue reemplazado por uno nuevo con estructura de hierro quedando finalmente la plaza para el tianguis en frente de la basílica de San José y el convento de San Juan.

Resultado de las leyes de Reforma, varios predios de la zona, incluyendo el antiguo convento de San Juan fueron expropiados y posteriormente comprados por Ernesto Pugibet. Dicho empresario de origen francés contrató al ingeniero Miguel Ángel de Quevedo (quién más tarde donaría algunas de sus tierras para albergar a los Viveros de Coyoacán) para que edificara la fábrica de tabacos “El Buen Tono” hacia 1875. El proyecto de Pugibet comprendió no sólo el diseño de la fábrica sino la renovación integral de los alrededores de plaza que incluyeron además la construcción de un nuevo edificio religioso (el Templo de Nuestra Señora de Guadalupe del Buen Tono), los edificios aledaños a éste y la creación de un jardín público en la plaza donde anteriormente se instalaba el tianguis.  Gracias a lo anterior dicho espacio gozaba de una gran armonía estética resultado del lenguaje arquitectónico similar de las nuevas construcciones edificadas con fachadas de cantera rosa.

Las transformaciones de la plaza no terminaron ahí. La modernidad irrumpió en la zona desarticulando la anterior armonía del lugar. Dos edificios bloquearon la vista desde la plaza de las cúpulas laterales de la Basílica de San José; el mercado de hierro ya había sido derribado para la década de 1950 quedando en el sitio un baldío utilizado como estacionamiento dónde años después fue construido el Mercado de Artesanías de San Juan. La fábrica de Tabacos también desapareció. En su lugar fue edificado a finales de los años sesenta la Torre de Transmisiones de Telmex.

Afortunadamente el costado poniente con la iglesia y sus edificios aledaños con accesorias diseñadas por Miguel Ángel de Quevedo lograron sobrevivir y aún hoy en día es posible apreciar la belleza de la ornamentación ecléctica de esas construcciones.

Los alrededores de la Plaza de San Juan presentan cierto deterioro sin embargo sigue siendo un espacio vivo y digno de ser visitado. Se han realizado acciones recientes para el mejoramiento de la zona. Entre ellas se encuentra la inauguración de la línea de metrobús en 2012 así como la realización de un concurso de arquitectura organizado por la Autoridad del Espacio Público de la Ciudad de México con el objetivo de retomar ideas para la renovación de la zona.

 

 

 

 

 

 

ciudadmexico.com.mx  México, D.F. 2009. Derechos Reservados.