Ciudad México .com.mx
Inicio

 

 

 

02.12.2014

Historia


Zonas


Imágenes


Sitios Arqueológicos


Atractivos


Cercanías


Museos


Festivales


Expos y congresos


Hospedaje


Gastronomía


Compras


Vida nocturna


Información General


Transporte


Espectáculos


Deportes


Peques


Educación


Mapas


Embajadas


Grupos de participacion ONG's


Enlaces


Contacto


Mapa del sitio

 

 

 



Llanos de Apan
Cercanías de la Ciudad de México

Se conoce como Llanos de Apan a una región del altilplano mexicano compartida por el estado de Hidalgo, el Estado de México, Puebla y Tlaxcala, localizada a 60 kilómetros al norte de la Ciudad de México.

Esta región posee una antigua historia que se remonta hasta tiempos prehispánicos cuando en la zona existían importantes núcleos de población teotihuacanos y toltecas que desarrollaron en estas tierras el cultivo de varias especies de plantas, entre las que destaca particularmente el maguey, cuyo nombre en nahuatl significa el árbol de las maravillas. Este calificativo no debe sorprendernos al conocer que de esta planta se extraía una amplia gama de productos que van desde cuerdas, textiles, papel y materiales de construcción hasta el pulque, la bebida nacional de México.

Con la llegada de los conquistadores españoles, estos se repartieron parte de las tierras de la región gracias a las mercedes reales y al sistema de encomienda, dando inicio paulatinamente al surgimiento de las haciendas.

Las haciendas son grandes propiedades agrícolas que representaron durante la época virreinal y el siglo XIX, la unidad productiva del campo mexicano. A través de ellas se administraban los productos del campo desde su siembra hasta su venta en la ciudades cercanas.  En los Llanos de Apan las haciendas estaban enfocadas a la producción del pulque con el que se abastecía la demanda de los estados vecinos. Con el devenir del tiempo estas propiedades fueron acumulando grandes riquezas que quedaron patentes en sus magníficas y sobrias construcciones caracterizadas por su planeación enfocada a la eficiencia de la producción pero también al disfrute de sus dueños, incluso algunas de estas propiedades se podrían considerar como el equivalente mexicano de los palacios y castillos europeos.

Con el paso de los años, este sistema generó fuertes problemas sociales debido a la concentración de tierras en muy pocas manos y a las condiciones de inequidad en las que laboraban los campesinos indígenas que las trabajaban, generando revueltas que alcanzaron su eco en la Revolución Mexicana, tras la cual, durante el gobierno de Lázaro Cárdenas se abolió el sistema de haciendas en todo el país, quedando muchas de estas propiedades abandonadas.

En la actualidad los Llanos de Apan nos sorprenden con sus hermosos paisajes de cultivo que se extienden por kilómetros así como por los restos de sus haciendas, algunas de ellas convertidos en hoteles donde se puede gozar de todas las comodidades y disfrutar sus bellos espacios. Entre las haciendas pulqueras de la región se encuentran la Hacienda de Xala, la Hacienda de San Lorenzo (cerca de Emiliano Zapata), Hacienda San Francisco Ocotepec (cerca de Apan), la ex Hacienda de San Miguel Ometusco ahora convertida en hotel, entre otras.

Debido a su cercanía con la Ciudad de México, se puede realizar una excursión de un día a esta región visitando sus haciendas y poblados como Tepeapulco, Apan y Otumba, y como visitas obligadas el Acueducto del Padre Tembleque, uno de los más importantes del país, cerca de Tepeyehualco así como el convento del siglo XVI de Acolman, uno de las primeras construcciones cristianas de México.

Para llegar a los Llanos de Apan se puede tomar la carretera que va de la Ciudad de México a Teotihuacan tomando la desviación a Ciudad Sahagún. Gran parte de la belleza de este recorrido es el paseo por la carretera.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

ciudadmexico.com.mx  México, D.F. 2009. Derechos Reservados.