Ciudad México .com.mx
Inicio

 

 

 

07.14.2009

Historia


Zonas


Imágenes


Sitios Arqueológicos


Atractivos


Cercanías


Museos


Festivales


Expos y congresos


Hospedaje


Gastronomía


Compras


Vida nocturna


Información General


Transporte


Espectáculos


Deportes


Peques


Educación


Mapas


Embajadas


Grupos de participacion ONG's


Enlaces


Contacto


Mapa del sitio

 

 

 



Navidad en la Ciudad de México
Festivales de la Ciudad de México

 

La Navidad es una de las celebraciones más extendidas por todo el mundo, pero en el país y en la Ciudad de México, con su clima frío pero moderado en esa época e incluso con sol muchas de las veces, y un sinnúmero de tradiciones esta fiesta adquiere características únicas que le dan un sabor particular. 

La temporada navideña en la ciudad de México empieza el tercer sábado de noviembre cuando se realiza el encendido del árbol de Navidad de Liverpool Insurgentes (Avenida de los Insurgentes esq. Félix Cuevas) y coincide también con el inicio del Adviento, temporada del año en el que las familias mexicanas acostumbran encender una vela cada domingo de corona hecha con ramas de abeto, pino y encino. Otra tradición que recientemente se ha hecho más concurrida es la feria de productores de plantas en Paseo de la Reforma, que empieza el cuarto domingo de Noviembre y al cual acuden un gran número de personas para comprar las flores de nochebuena directamente a sus productores. 

A partir de esas fechas la ciudad se transforma, las jardineras del Paseo de la Reforma se llenan del color rojo de las nochebuenas y de la exposición anual de nacimientos tradicionales. En el Centro Histórico, las fachadas de los edificios que rodean el Zócalo son cubiertos con ornamentos de escarchas metálicas de colores y luces. Asimismo, los centros comerciales preparados para su mejor temporada de ventas al año lucen resplandecientes decoraciones, entre las que te recomendamos visitar especialmente la de Galerías Insurgentes en la Colonia Del Valle así como dos pequeñas tiendas en Coyoacán localizadas en Río Churubusco a una cuadra de la Casa Museo Leon Trotsky. Incluso las colonias más sencillas cubren sus calles con faroles de papel y guirnaldas de aluminio de colores y heno con una sensibilidad y autenticidad asombrosa.  

Otro elemento típico de la época son los mercadillos temporales que se instalan entorno a algunos mercados, cuyas inmediaciones se transforman en ese tiempo en bosques de pinos de navidad, donde también se vende musgo y heno para los nacimientos junto con una infinidad de ornamentos, listones y luces que hace de su visita una experiencia muy agradable aunque sólo se vaya a observar. Dos de los más tradicionales mercadillos de Navidad de la Ciudad de México son el Gran Bazar Navideño de la Colonia Del Valle en el Mercado Lázaro Cárdenas (Avenida Coyoacán esq. Romero de Terreros) y el del Mercado de Coyoacán.   

Un aspecto que no puede faltar mencionar, es el llamado “Maratón Guadalupe- Reyes”, que es la manera en que los mexicanos conocen a la etapa más intensa de la temporada navideña que empiezan precisamente el 12 de diciembre cuando se conmemora a la Vírgen de Guadalupe y terminan el 6 de enero con el Día de Reyes. Durante esas fechas son comunes los intercambios de regalos, las reuniones de los oficinistas y comidas de fin de año que animan los restaurantes de toda la ciudad. Dentro de esas fechas, los nueve días anteriores a la nochebuena se celebran las mexicanísimas posadas, reuniones de amigos y familiares en las que se sirve ponche, antojitos y se cantan las llamadas letanías, una representación de la travesía de la Virgen María con San José antes de dar a la luz a Jesucristo, estas fiestas llenas de arraigo popular incluyen también “romper las piñatas” una tradición heredada de los primeros años de la colonia en la que golpear con un palo y los ojos vendados una olla con una vistosa decoración de papel china representa enfrentarse a los pecados para obtener el preciado contenido de las mismas, fruta, dulces y juguetes. 

Las representaciones teatrales no pueden quedarse fuera y en esta época se realizan las pastorelas, inicialmente pequeñas puestas en escena que en la época colonial servían para evangelizar al pueblo y que en la actualidad son más bien un pretexto para la diversión, la comedia, la sátira política, la reflexión y la moraleja. Una de las más famosas es la que se lleva a cabo en Tepozotlán, en el marco del Museo Nacional del Virreinato que incluye también un cena tradicional y una posada. 

El día de Navidad es una celebración netamente familiar en la que los mexicanos se reunen con sus parientes en sus casas para cenar pavo, bacalao, ensalada navideña y romeritos. Algunos repiten dicha cena para Nochevieja pero también es común que algunas familias acudan a restaurantes u hoteles o en los últimos años a celebrar la llegada del Año al Paseo de la Reforma donde en el Ángel de la Independencia se realiza una cuenta regresiva con espectáculos musicales y fuegos artificiales. 

El fin de la temporada navideña lo marca el día de Reyes, una de las más preciadas de los niños mexicanos en las que reciben regalos, y se parte la tradicional rosca de reyes, un gran bizcocho elaborado con agua de rosas, harina y frutos secos que su interior contiene la pequeña figurilla de un niño, la tradición dice que al que le toque en su rebanada paga los tamales el 2 de febrero, día de la Candelaria.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

ciudadmexico.com.mx  México, D.F. 2009. Derechos Reservados.