Ciudad México .com.mx
Inicio

 

 

 

01.16.2014

Historia


Zonas


Imágenes


Sitios Arqueológicos


Atractivos


Cercanías


Museos


Festivales


Expos y congresos


Hospedaje


Gastronomía


Compras


Vida nocturna


Información General


Transporte


Espectáculos


Deportes


Peques


Educación


Mapas


Embajadas


Grupos de participacion ONG's


Enlaces


Contacto


Mapa del sitio

 

 

 



Xochimilco
Imágenes de Xochimilco / Zonas de la Ciudad de México

Xochimilco, cuyo significado en nahuatl es "Lugar de la sementera florida" es uno de los sectores de la Ciudad de México donde el pasado lacustre que caracterizó alguna vez a todo el Valle de México se encuentra presente y forma parte de la vida cotidiana en un entorno lleno de tradiciones con siglos de historia que pasó a ser declarado por la UNESCO "Patrimonio Cultural y Natural de la Humanidad".

La historia de Xochimilco se remonta a etapas muy tempranas de la época prehispánica, siendo esta zona poblada en un principio por grupos indígenas pertenecientes a las villas de Copilco y Cuicuilco en la zona ribereña sur de los lagos que cubrían la parte meridional del valle. Posteriormente con la llegada de la tribu xochimilca se fueron estableciendo pequeñas aldeas que dieron lugar a algunos pueblos de la zona que perduran hasta la actualidad inmersos en la mancha urbana como Tlahuac, Mixquic o Culhuacan. La principal actividad productiva consistía en la agricultura, cultivándose maíz, chile, frijol, calabaza entre otros, en una forma de cultivó que caracterizó después a todo el Anahuac, las famosas chinampas, porciones de tierra ganadas al lago, construidas con sieno y limo, y ancladas por medio de las raíces de ahuejotes, un árbol típico de la zona. Esta forma de cultivó demostró ser sumamente productiva ya que podían obtenerse hasta tres cosechas al año, gracias a la riqueza de minerales en el suelo, a la abundancia de agua y al buen clima de la región.

Durante la época virreinal, Xochimilco disfrutó de ciertos previlegios por parte de la Corona Española gracias al apoyo brindado a los conquistadores españoles y una rápida aceptación de la nueva fe cristiana, que en este lugar, como en muchas partes de México, se fusionó con tradiciones paganas de los pueblos indigenas, creando religiosidad mestiza de gran arraigo entra la población. Esta forma de profesar la fe se puede apreciar hoy en día en las celebraciones de los santos patronos de cada barrio así como en la fiesta del Niñopa, una imagen del niño Jesús que peregrina por las casas de la zona a petición de los dueños de la misma cuya autorización lleva incluso décadas de espera.

Con el paso del tiempo, el gran lago que cubría al Valle de México fue desapareciendo como parte de una medida gubernamental para evitar inundaciones y también por un despreocupada relación con el medio ambiente. Fue de esa manera que las trajineras, balsas y vapores que antaño partieran de Xochimilco, hasta el actual Centro Histórico de la ciudad, fueron viendo cada vez más restringida su navegación hasta convertirse en la actualidad en un recuerdo de otros tiempos y en un medio de comunicación local entre los canales y lagos de la zona.

Actualmente Xochimilco, se encuentra en un periodo de definición y asimilación, entre sus ricas tradiciones y los retos urbanos que implica formar parte del área urbana de la Ciudad de México. Sin embargo aún es posible ser testigos de ese gran pasado lacustre visitando sus embarcaderos y recorriendo sus canales y chinampas en las tradicionales trajineras, siendo recorrido obligado en una visita a México, para vivir una fiesta de naturaleza, música, color y agua. Dentro de estos embarcaderos destacan el de Cuemanco y el de Nativitas, en este último se localiza el restaurante "Los Manantiales" un icono de la arquitectura del siglo XX proyectado por Félix Candela, pero que actualmente se encuentra en un estado mediocre de conservación.

Especial atención edificaciones como el Convento de San Bernardino, soberbia construcción del siglo XVI, caracterizada por su sencillez y monumentalidad, con su gran atrio o parque frontal, elemento tradicional de la arquitectura religiosa del México Virreinal. Otras capillas de la zona son la del Rosario, la de San Cristóbal y la de Santa María. En el centro de Xochimilco también podemos encontrar el Parque Morelos y el mercado local. Cerca de ahí se encuentra el afamado Mercado de plantas y flores, un colorido lugar donde campesinos de la zona ponen a la venta cientos de flores de las formas más exóticas imaginables y que es muy frecuentado por los habitantes de la ciudad para adquirir especies vegetales para decorar sus jardines.

Otros sitios de gran valor en la zona son el Museo Dolores Olmedo establecido en el Barrio de La Noria y el Parque Ecológico de Xochimilco, una gran área verde con numerosas actividades acuáticas y terrestres para todo público, diseñado por el destacado paisajista mexicano Mario Schetjan.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 



 

 

 

 

 

 

 

 

 

ciudadmexico.com.mx  México, D.F. 2009. Derechos Reservados.